viernes, julio 27, 2007

Diagrama de Planeta Inquietante

Últimamente se han aparecido nuevos jugadores en esta interminable batalla entre la Verdad y los dogmas de la Academia, si bien un lector habitual del blog no tendrá problemas para distinguir con claridad las motivaciones de cada uno un visitante nuevo que llegue de la mano de algún buscador puede verse abrumado por esta reciente explosión de actividad en los comentarios. Por eso, mi buen amigo el Doctor Takeshi Love ha confeccionado un diagrama en el que refleja con precisión la relación entre los actores de este drama.


16 comentarios:

  1. Estimados colegas:
    He de reconocer que me he divertido mucho durante la confección de este singular "mapa de empatías". No obstante, y a fin de ser lo más imparcial posible dentro de mi particular filiación, he contenido mis apreciaciones personales acerca de esos ilusionistas de la Academia para no caer en la afrenta vacía y la mera descalificación. Creo, no obstante, que nuestros lectores y amigos sabrán reconocer en cada uno de ellos - y en especial en el denostado Dr. Tiburón Canalla - el "buen hacer" de cada quien, sobradamente demostrado en entregas anteriores.
    No obstante, no quisiera dejar pasar esta oportunidad sin agradecerle a mi buen amigo el Bibliotecario las hermosas palabras que me dedicó en su anterior intervención. Me congratula enormemente que te haya gustado mi presente y de corazón deseo que te sea de ayuda en las interminables batallas que aún están por llegar.
    Asímismo, tampoco quiero despedirme sin antes dedicar unas palabras de cariño y consuelo a esa chusma recalcitrante y a las hordas de paladines y canallas que la constituyen y amparan. Mi templanza y sosiego no deben confundirse con debilidad y, muy pronto, nos veremos las caras. Entonces desearéis no haber provocado esta guerra. Hasta entonces, disfrutad de esta inmerecida paz.

    Vuestro amigo y colega.

    Dr. Takeshi Love

    ResponderEliminar
  2. el belicoso legionario cántabro 3 y 1/2sábado, julio 28, 2007

    Queridos amigos:

    Aunque albergo algunas dudas acerca de la utilidad jocosa de mi "retrato", he de reconocer que, más allá de lo acertado o no de su representación, el Dr. Love ha sabido captar con brevedad y precisión mi actual situación en las pocas líneas que me dedica.

    La clandestinidad es, como le recordé a ese "maldito escualo", una desgraciada carga que hemos de llevar para proteger a nuestras familias, amigos y a nosotros mismos de los furibundos ataques de la Academia, perpetrados por toda clase de truanes y asesinos carentes de honor.

    ¡Odio a la Academia! Por empujarme a una lucha que aborrezco y amo al mismo tiempo, y odio a esas ratas asquerosas, que personifican el peor espíritu de la vetusta sociedad que perpetúan cada día con sus intrigas y maquinaciones. Odio al maldito Dr. Tiburón Canalla porque día tras día, con sus sucias palabras, mancha el recuerdo de todo aquello por lo que siempre he luchado.

    Dicho esto, me dirijo ahora a ese desconocido paladín, criajo maleducado y fanfarrón, abusón mal avenido a unos dogmas momificados que ni siquiera entiende, y en los cuales encuentra una mala excusa para dar rienda suelta a sus necesidades de bronca. Querido enemigo, sólo dos cosas: la primera, que contigo no tengo ni para empezar, pigmeo imberbe, así que búscate a otro objetivo; la segunda, cuidate muy mucho de a quien insultas a la ligera. Muchos han querido hacerse un nombre a costa del Dr. Abismo pero, por motivos evidentes, no puedo recordar a ninguno de ellos. Al contrario que yo, él no lucha siempre de frente. Consejo de enemigo: vigila tus espaldas.

    LUCHA O MUERTE. ¡Por Isis!

    ResponderEliminar
  3. ¡Mwahahahaha! El Dr. Abismo está complacido. Por fin os estáis dando cuenta de a quién os estáis enfrentando. La sarta de estupideces que se dijeron sobre mi persona en el anterior enfrentamiento dialéctico no hace más que hacerme más fuerte, y renovar mis energías.
    ¡Ah, Bibliotecario! Ya sé que no aprueba mis métodos. Pero espere, dentro de poco habré terminado el Rayo de la Fatalidad que causó la ya por todos conocidas consecuecias en aquellos que se atreviero a anteponerse en mi camino.
    ¡Paladines y escualos! Vuestra existencia será borrada, os lo aseguro.

    ResponderEliminar
  4. Sir Edward Holstsábado, julio 28, 2007

    Para variar un aliado de Patrick ha usado sus neuronas para confeccionar un diagrama que plasma la situación actual, aunque simplificándola y cayendo en un maniqueísmo tosco.
    Es digno de destacar como refleja la "categoría" de sus aliados en las imágenes que ha seleccionado mostrando su naturaleza de caricaturas. Viendo la reacción del legionario cántabro está claro que ha tocado una fibra sensible. Además no sería el primer muñeco que colabora con Patrick.
    Dejo para el final a ese fantoche que el Doctor Takeshi Love no se atreve a reconocer como aliado sino como un producto tóxico, cuán apropiado es el símbolo para una rata de cloaca que se esconde tras un seudónimo rimbombante. Escucha, aspirante a villano de tercera categoría, si osas molestar de cualquier manera a cualquier persona relacionada con la Academia te aplastaré como a un gusano y ningún rayo de la fatalidad te va a salvar el pellejo. Así que vuelve a tu madriguera y llora un rato, en esta batalla no ha sitio para alfeñiques como tú.

    ResponderEliminar
  5. Marqués de Aymar y Monferratsábado, julio 28, 2007

    Pues vaya. La verdad es que empiezo a dudar de si fue buena idea liberar al Dr. Abismo de su prisión. Comprenderá, querido Patrick, que intento que la balanza se incline hacia nuestro lado, pero tanto usted como yo sabemos de lo que es capaz el Rayo de la Fatalidad en malas manos. Deberemos, pues, esperar acontecimientos, y en caso de que la situación se agrave demasiado, le aseguro que tomaré medidas drásticas.
    Mis felicitaciones al Dr. Takeshi Love por este singular diagrama, que sabe reflejar las rifas y disputas que se disputan en este alocado patio. Tengo que reconocer que me he divertido mucho con los retratos de ciertos personajes, a la par que veo con gratitud que mi nombre no se ve manchado por la sangre que está pronta a correr.
    Ya por último me despido de mi querida audiencia, para anunciar mi retirada vacacional a mi residencia en Hesse Cassel. Y una nota para el Bibliotecario. Me eztraña ver que me consideró alguna vez su adversario. Sepa usted que no recuerdo ningún acontecimiento en mi dilatada vida que pudiera agraviarle. Mmmm, espere, ¿no será por haberle vendido aquella máquina para ennoblecer metales? Yo desde luego ne le doy ninguna importancia a esa curiosa anécdota

    ¡Por Isis y por el Tres Veces Grande!

    ResponderEliminar
  6. Normalmente empiezo mis alocuciones bajo la llamada de "Estimados colegas", no obstante, esta vez y de manera excepcional voy a dirigirme por entero a Sir Edward Holst, quien equivocadamente entendió la ausencia de comentarios hacia su repugnante persona como una buena señal.
    Este dolo eventual cometido por mi persona se justifica en mis equivocados cálculos por intentar ver en la figura del señor Holst algo de inteligencia e imaginación más allá de su rol como cabecilla terco y superficial de la Academia. Craso error.
    Si se fija atentamente, debería percatarse de que únicamente usted carece de comentarios junto a su retrato impreso, pues en ningún caso los consideré necesarios para su comprensión. La imagen resulta hiperbólica per se. La profunfa imbecilidad inerente a su persona y a su momificado rostro no precisa, en modo alguno, de aclaraciones escritas que además de ofensivas resultarían innecesariamente reiterativas. La seriedad de su foto, en clara contraposición al resto de los aliados de Patrick, a los que pretendidamente he querido dar un toque de humor en medio de estos tiempos tenebrosos, es la manifestación más clara del profundo desprecio que siento hacia usted y la mezquina Academia.

    Estimados colegas:
    El señor Holst, despreciable asesino de guante blanco, ha comenzado culpando a este sencillo diagrama de excesiva simplicidad y maniqueo. Tiene razón.
    Por desgracia no he hallado un modo más efectivo de mostrar nuestra precaria situación y furtiva persecución que la aludida valoración dicotómica. Y, aún sin darse cuenta, el señor Holst me ha dado la razón. En su afán por restaurar su "verdades", la Academia ha iniciado una caza cruel de aquellos que no aceptamos sus dogmáticas convicciones y que nos hemos visto obligados a un penoso exilio y anonimato para preservar nuestras vidas. Por desgracia, la política de la Academia ha generado esta dualidad, este mapa en blanco y negro que - "querido señor holst" - no entiende de medias tintas.

    ¡Por Isis!

    Su amigo y colega

    Dr. Takeshi Love

    ResponderEliminar
  7. Sir Edward Holstdomingo, julio 29, 2007

    Resulta fascinante contemplar como la burda teoría conspirativa por un mercachifle suizo con varias condenas en su haber se contagia a supuestos doctores que no dudan en sumarse a su campaña de injurias contra la Real Academia de Historia.
    Mi único propósito desde que empecé a intervenir en este pozo de alimañas ha sido desenmascarar a ese criminal, Patrick Von Steiner que difama con cada uno de sus posts el laborioso trabajo de los historiadores. Jamás atentaré contra su integridad física ni la de sus epígonos pero me aseguraré de que reciban el trato que se merecen y acaben en la cárcel que es su sitio.
    "Doctor" Takeshi Love, sus torpes insultos sólo demuestran su ausencia de argumentos. Está apoyando a un miserable que se gana la vida con el engaño. ¿Acaso no ha visitado su famoso parque temático, cumbre de los timos? ¿No ha leído sus libros, atentados al método científico y a la razón? Sólo hay dos tipos de personas que apoyan a Patrick: los idiotas y los criminales. ¿A qué grupo pertenece usted?

    ResponderEliminar
  8. Mi querido Edward,
    En respuesta a su pregunta y haciendo gala de su tan amado método científico, me gustaría que me siguiese a través de la siguiente hipótesis deductiva:
    Si aceptamos la definición de idiota en una de sus principales acepciones como "Engreído sin fundamento para ello", comprendemos instantaneamente que esa acotación le describe a usted con magnífica precisión. Si, como bien dice, sólo hay dos tipos de personas que apoyan al gran Patrick Von Steiner - idiotas y criminales - y yo odio todo lo que usted representa y me considero su contrario en todas las facetas de la vida y el pensamiento, atendiendo a su diametral disyuntiva sólo puedo llegar a una conclusión lógica:
    Siendo usted un idiota yo jamás desearía o podría serlo, ergo soy un criminal.
    Espero que esto aclare todas sus dudas al respecto.
    Afectuosamente, su enemigo:
    Dr. Takeshi Love

    ResponderEliminar
  9. el belicoso legionario cántabro 3 y 1/2lunes, julio 30, 2007

    ¡Mentiras y calumnias!¡Mentiras y calumnias!

    Asqueroso gualtrapas..., ¿cómo te atreves a insultar y dudar de la horonabilidad del Dr. Love?

    No doy crédito a la vileza de tus palabras y acciones. Creía que el detestable Sr. Tiburón Canalla era lo peor que la Academia podía ofrecernos, pero no podía, en modo alguno, estar más equivocado... Al menos ese maldito escualo actúa de cara, sin ocultar su condición de matón y bulldog de la Academia, pero las infamias vertidas hoy aquí me dan ganas de vomitar...

    ¿Cómo, en el nombre de Isis, osas mentir de esa manera? Creo que es tarde para retractarse o negar las acciones pasadas. ¿Acaso no fueron vuestros hombres los que me persiguieron sin descanso empujándome al exilio y clandestinidad? ¿Acaso no fue vuestro asesino quien atentó contra el respetado Bibliotecario? ¿No fuísteis vosotros quienes perseguistéis, como nos contó el Dr. Love en su momento, a sus colaboradores y amigos en Perú? ¿Negaréis vuestra conexión con el juez Del Olmo para forzar el secuestro del Jueves, bajo el falso pretesto de su portada, y con la verdadera intención de ocultar un revelador artículo sobre la verdadera naturaleza de vuestras actividades? Dices que no atentarás contra nosotros, pero este arrepentimiento llega a destiempo.

    Le preguntas al Dr. Love si es un idiota o un criminal. Sin duda, en tanto que colaborador de Patrick, yo he de ser un criminal, pues no encuentro lógica alguna en perseguir, torturar y atentar contra la vida de un simple idiota.

    ¡Por la verdad y por Isis que seréis exterminados!

    LUCHA O MUERTE

    ResponderEliminar
  10. Paladín de la Academialunes, julio 30, 2007

    ¡Valla toalla!

    Me he pasado las últimas semanas inmerso en una burbuja de rotunda felicidad personal. ¡Estoy orgulloso! Cómo imaginar que una simple intervención desencadenaría una progresiva oleada de comentarios acerca de mi persona y mi papel en lo que se ha dado por llamar "este drama".

    He de agradecer, en primer lugar, las menciones no sólo del Bibliotecario, "mr. tengo la última palabra", sino del mismísimo Patrick Von Steiner, rey de la farándula y la casquería barata. Por si esto fuera poco, descubro, para mi alegría y sorpresa, que el ridículo Dr. Takeshi Love me ha incluído en su particular "top-ten", junto a los excelsos Dr. Tiburon y Sir Holst, pero también junto a otras aberraciones conceptuales como el "animalito del norte" - una denominación que se ha ganado a pulso - el lamentable y ya aludido Bibliotecario, el invertido sr. Coconut y, como no, mi adorado Dr. Abismo, mindungui patético, tan cómodo en medio de esta trama como Quasimodo en una obra de Shakespeare.

    Por todo ello he decidido participar de nuevo en este foro de patanes - certeramente calificado por el Dr. Tiburon - con el presentimiento de que no será la última vez.

    Agradezco, igualmente, la doble llamada de atención del animalito. Sus lindezas no hacen más que animarme a continuar con esta campaña para limpiar las alcantarillas de facinerosos y troleros como vostros. En todo caso, el diagrama del señor Love peca de excesivo optimismo. El señor legionario tiene tanto miedo que se esconde todo el tiempo bajo su fachada de bravucón tarugo, menospreciándome como adversario cuando en realidad debería ser al revés: ningún miembro de la Academia, ni siquiera el de más bajo rango, ha de temer nada de los pusilánimes aliados del mentiroso Von Steiner.

    No sólo voy a por tí, legionario, petimetre descerebrado de nombre ridículo, sino que, rompiendo esa cadena "alimenticia", voy a desenmascarar indiscriminadamente al estúpido Bibliotecario, al cabecilla de todo esta farsa, el señor Steiner, al sarasa zampacocos, y, por supuesto, al señor Takeshi Love. Todo lo anterior sin olvidarme, por supuesto, del tarado sr. Abismo, al que he decidido adoptar como mi saco de boxeo personal, entrañable bolsa de serrín al que uno gusta de golpear una y otra vez...sin recibir nada a cambio (salvo satisfacciones).

    Es increible como la ilustración del señor Love a sabido captar mis hermosas palabras, dedicadas al pestilente dr. Abismo. Sin duda, por algún desorden de tipo psicosomático, sus incontenibles pedos cerebrales han terminado por manifestarse físicamente, de hay que el aludido doctor se haya visto obligado a cargar con una máscara de gas, ante la imposibilidad de resistir sus propias flatulencias. El fétido Abismo de anagrama radiactivo - advertencia clara de su incontenible contaminación cerebral - insiste una y otra vez en sus bravatas, pero el magnífico sir Edward le ha puesto en su sitio y ha dejado claro que papel juega en esta guerra un "alfeñique tóxico" como él: FIGURANTE.

    ¡Larga vida a la Academia!

    El Paladín de la Academia

    ResponderEliminar
  11. Dr. John W. Tiburon Canallamartes, julio 31, 2007

    Estimados Patanes:

    Resulta sumamente reconfortante comprovar como semana tras semana sus apoyos decrecen progresivamente al tiempo que nuevos aliados de la real Academia de Historia surgen para defender el Honor de la misma. Frente a este hecho, la jauría de seguidores del falsario Steiner, perros apaleados, únicamente reaparecen, en un número cada vez más reducido y de forma totalmente esporádica, para quejarse y patalear por los agravios sufridos. Hay villanos por doquier.

    Por desgracia, al ser ésta una plataforma del enemigo no hay manera alguna de controlar las injurias y mentiras regurgitadas por el desvergonzado Patrick Von Steiner, las maldades falsamente achacadas a la noble Academia, y los privilegios injustamente concedidos a los pomposos "mártires" de la causa antiacademicista. Me refiero, en particular, al Bibliotecario, petimetre nostálgico que goza de tener siempre la última palabra y cuyo ego tan sólo es superado por cierto renombre ficticio que se ha ganado inmerecidamente entre los suyos, quienes, a falta de auténticos líderes, lo han aupado a la categoría de héroe. Paupérrimo héroe...

    En su última intervención, forzada y redundante, lastimosamente exigida por unos seguidores que se veían vapuleados ante la falta de argumentos, gozó del privilegio de la ausencia de réplica por aquellos de nosotros que teníamos algo que decir, y que escribir. A modo de magistral decálogo - pobre engreído - se despachó a gusto, lanzando andanadas a diestro y siniestro, sabedor de que no dispondríamos de posibilidad de respuesta alguna, bajo el amparo de la política fascistoide y deliveradamente dictatorial de esta plataforma de propaganda steineriana. Pues un servidor no va a ser menos, aun a sabiendas de que el cobarde Bibliotecario terminará por emerger de su agujero para fusilarnos con una última salva de mentiras. Dicho esto:

    Dr.Coconut: poco más se puede decir de él, a la vista del retrato brindado por el autoproclamado Dr. Love y tras el certero calificativo - invertido - apuntado por nuestro fiel Paladín. Un payaso.

    El lamentable Abismo: cada vez que me atraganto con una de sus vomitivas intervenciones me pregunto si su saludo responde a una suerte de risa maligna o es, por el contrario, el llanto de un infante ¿¿wubbaaaahhwahhwahh?? No perderé el tiempo con semejante alfeñique. El Paladín se sobra para ponerle en su sitio.

    Nuestro orgulloso Paladín, digno heredero de las virtudes y tradiciones de la Academia. Estaré honrado de luchar a su lado en la batalla decisiva.

    El Animal del Norte, muñeco chistoso, esqueleto de palabras y músculo sin cerebro. Si tanto llora por la persecución sufrida, no debería haberse unido a una panda de criminales. Retírate y disfruta de los años que te queden ahora que aún está a tiempo. Sólo dos palabras para ti: ¡RENDICIÓN o MUERTE!

    Bibliotecario, rata de alcantarilla, déjate ver y no fanfarronees con la inminencia de la batalla final. Podemos acabar con esto cuando quieras...

    Patrick Von Steiner..., el más cobarde de todos. Eres incapaz de dar la cara, ni tan siquiera por tus acólitos, monicreques que te siguen con ciega admiración sin saber que clase de criminal y timador eres en realidad.

    Y por supuesto, no pienso olvidarme del Dr. Takeshi Love, el hombre que se jacta de su diplomacia y templanza, que oportunamente no se incluye a sí mismo en ese diagrama de chiste y de quien el estúpido Bibliotecrio espera haber recibido un arma suprema - pobre iluso - llamada "hoja del trueno". Otro timador como Steiner. Nunca pensé que el que en otro tiempo fue nuestro igual pudiese caer engañado en una estafa de tal magnitud...

    Sé que muchos de los aquí mentados tendrán algo que decir. Yo, al contrario que otros, no temo en modo alguno vuestras posibles réplicas. Os espero.

    ¡Larga vida a la Academia!

    Dr. John W. Tiburon Canalla

    ResponderEliminar
  12. ¡Mwahahahaha!
    Parece que alguien ha olvidado echar la llave al pabellón de oligofrénicos, porque aparecen cuando les sale de dentro y expulsan aquí sus diarreas mentales, aquí repito, plataforma de la libertad, del buen juicio, del heroismo, y de la búsqueda de la Verdad.
    Si no toman parte las autoridades pertinentes, parece que tendremos que ser nosotros los que recojamos la basura de la Academia, y tirarla en un pozo sin fondo, que el bueno de Patrick se ha hartado de nombrar.
    Como ya se dijo de mí anteriormente, corre ponzoña por mis venas, y los insultos que escupís no me son más molestos que el llanto de un bebé. Hace tiempo que renuncié a ser reconocido por mis conocimientos, y acepté la losa de de la injuria y el engaño - armas preferidas por la Academia, a falta de otras- que caracterizan a un investigador de las verdades ocultas, no ya por el paso del tiempo, sino más bien por la malicia y la perfidia que todo el mundo os conoce.
    Tú. mequetrefe que te haces llamar paladín. ¿Creen en serio tus compañeros que tú solo me podrás siquiera tocar un pelo? ¿Acaso padecen com tú -como supongo- de idiocia? ¿Por qué iba a tener miedo de ti, si ni siquiera eres paladín de verdad? Todos sabemos ya que lo de paladín lo sacaste de un anuncio de la televisión. Así que, como comprenderás, no me voy a molestar con un chaval que le roba dinero a sus propios padres para comprarse cómics.
    Y tú. tiburoncete de tres al cuarto. ¿qué puedo decir de ti que no se haya dicho ya? Porque para ti no te faltan insultos. Creo que te los has ganado todos, y aún así, se queda corto el castigo que te mereces por las calumnias que viertes cada vez que abres la boca. Creo que un buen arpón te iría bastante bien, a poder ser modo supositorio.
    Y por último, para el idiota más grande del reino, Edward Holst. Que conste que te dejaré al margen solamente porque tu cabeza ya tiene dueño.

    ¡A cascarla!

    ResponderEliminar
  13. ¡Exijo que tome la palabra Patrick Von Steiner!
    ¡Señor Von Steiner, ponga usted orden en esta casa! Es que esto ya es un pitorreo...
    Lo que en verdad no me puedo creer es que unos cuantos tarados afeminados con ganas de lanzarse los trastos a la cabeza tengan más de diez comentarios y en cambio la maciza de "Entre fantasmas" no haya tenido ninguno...

    Fijaos en las fotos de la Love Hewitt y, cono ha dicho el abismo, ¡a cascarla! (ese sí que sabe)

    ResponderEliminar
  14. Calma ante todo caballeros, no desperdicien esfuerzos con fanfarronadas y alardes de fuerza que a nada conducen. He dado los últimos toques y hoy mismo 31 de julio de 2007 a las 0.00 h, comenzará un proceso que durante el mes de agosto nos permitirá devolver a la humanidad su libre albedrío, para bien o para mal.

    Y una vez más, vayamos por partes:

    Dr. Takeshi Love: He leído el mensaje cifrado en tu diseño. Todo está dispuesto. Que los necios sigan burlándose y amenazando en lugar de atender a las verdades que oculta. Te agradezco tu dedicatoria personal.

    Legionario cántabro: Este mes de agosto será muy movido para los Arquetípicos guerreros. Reúnete con Tyr y Ewo a la menor brevedad posible, y cuida tu protección. La Academia está estrechando el cerco sobre tu santuario de Cantabria.

    Dr. Abismo: Le ruego que reconsidere su posición. El Incidente de Thera y la destrucción de la fortaleza de Delos son prueba suficiente del peligro del Rayo de la Fatalidad. La Academia no caerá ante la violencia indiscriminada, antes bien causaría la perdición de toda la humanidad.

    Edward Holst: Pronto revelaremos tu identidad al mundo e incluso tus aliados de la Academia dudarán al contemplar la verdad desnuda ante sus ojos. Por última vez, debemos guiar a la humanidad, no somos sus amos ni sus guardianes eternos. Por vuestro camino convertiréis el mundo en una cárcel, incluso para vosotros.

    Marqués de Aymar y Monferrat: La precipitación sólo constituye un obstáculo, aunque por fortuna ya hemos avanzado demasiado para volvernos atrás. Tiene mi simpatía, aunque ni aprobación en todo lo que ha hecho. Si todavía dispone de alguna influencia sobre el Dr. Abismo, hágale reconsiderar su posición. No le guardo rencor.

    Paladín de la Academia: Tus palabras me están diciendo más de lo que crees, y cada vez me resultas más familiar. Si te has dignado salir de tu retiro en México parece que la Academia me teme más de lo que pensaba...hasta los precolombinos se han unido a la refriega.

    Dr. John Tiburón Canalla: De la misma forma que mi antiguo colega el Dr. Edward Holst, todavía no es demasiado tarde para usted. Reconsidere su posición. Ahora mismo se encuentra en una situación muy delicada, aunque todavía no lo sabe: si no es sacrificado por la Academia caerá enfrentándose al Proyecto Delos.

    Todo listo y preparado para hoy a medianoche. Me despido desde la Isla de los Cormoranes. Y permanezcan atentos.

    ResponderEliminar
  15. S U B L I M E !!!

    ResponderEliminar
  16. Dr. Takeshi Love, esta vez se ha superado.

    (Es cierto, ¿por qué "Entre fantasmas" sólo tiene un comentario? Si es que sólo viven ustedes para el trabajo...)

    ResponderEliminar