martes, diciembre 23, 2014

Segunda ronda

Llegan noticias inquietantes desde la gélida Siberia, así que será mejor acelerar los planes. No quiero verme involucrada en un incidente con lo que sea que está a punto de salir de esos pozos. Pero, mientras aprieto las tuercas a este montón de vagos y maleantes, la Trituradora ha tenido la oportunidad de probar una segunda hornada, con el proceso más refinado y unas sesiones de entrenamiento para darle un pelín de emoción al asunto. Esta vez, mi guerrera la ha perdonado la vida a varios especímenes, que demostraron potencial. Lástima que no se encuentren en condiciones para dar la bienvenida a la cuadrilla de Steiner, pero ya tendrán oportunidad de probar su valía más adelante. No me preocupa, cuento con suficientes fuerzas a mi disposición, como por ejemplo, una manda de feroces lobos, a los que he vuelto radiactivos, aunque no tanto como para que se me mueran sin llegar a dar un bocado a mis enemigos. A ver qué tal se portan en el campo de batalla y si compensa buscar formas de alargar su vida de forma más allá de la esperanza de vida media de su especie.

¡Que corra la sangre!, Karen Bloodscream

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada