domingo, enero 18, 2015

Adiós, por el momento


El poder de la sangre

Ya he logrado mi meta, el verdadero propósito por el que vine a este atrasado y marginal planeta. Con vuestra potente aunque tosca herramienta abrí la puerta y me hice con la Llave. Ahora regresaré a mis dominios victoriosa, a diferencia de otros, que perdieron más que el orgullo en esta esquina del cosmos. Os dejo en una situación dramática, pues todo apunta a que una criatura de otra dimensión ha quedado atascada en vuestro hogar, y esa es la hipótesis más benévola para vuestros intereses. Si sobrevivís a esta crisis, algo que se antoja poco probable, puede que nuestros caminos se vuelvan a cruzar y quizás descubráis para que sirve la Llave que acabo que adquirir. Supongo que al menos, el charlatán suizo podrá proclamar la liberación de su patria y encarar el fin con una sonrisa.

¡Que corra la sangre!, Karen Bloodscream

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada