miércoles, enero 21, 2015

Al límite

Puede que la marcha de Karen Bloodscream haya traído la ansiada liberación de Suiza, pero aquí la hemos visto como otra señal de que estamos en una situación crítica. Si no ha perdido un segundo en dejar la Tierra tras hacerse con la Llave es porque sabe algo sobre lo que está sucediendo aquí en Siberia, en los "pozos del infierno". Aunque tampoco haya que ser Nostradamus para intuir que esto va de mal en peor. Los ataques de los tentáculos han ido ganando en intensidad y a eso se suman terremotos intensos, con réplicas casi igual de destructivas. Hemos ido retrocediendo hasta hacernos fuertes, bueno, es un decir, en una base militar rusa abandonada. La moral está por los suelos, los suministros no durarán mucho... El panorama es desolador. Espero que Steiner venga rápido, no es que confíe mucho en sus ideas estrambóticas pero al menos serían refuerzos, que buena falta nos hacen. Me despido sin muchas esperanzas de llegar a ver la Utopía de mi Maestro hecha realidad, sin embargo lucharé hasta el final, tal y como él habría hecho.

¡Por el Nuevo Mundo!,Ellen Blackmoon

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada