miércoles, marzo 21, 2018

Consultorio interdimensional

Cuando escribí la entradaViaje a otra dimensión ni se me pasó por la cabeza que pudiera convertirse y de lejos en la entrada con más comentarios de esta humilde bitácora. Desde su publicación, todos los años han ido llegando consultas sobre cómo visitar otras dimensiones, ya sea movidos por la curiosidad, por querer conocer a personajes que en nuestra dimensión son de ficción o para dejar atrás la nuestra. Hace poco llegó una consulta muy interesante de Norman Trias Mata. Normalmente la respondo en los comentarios de la propia entrada, pero algunos detalles de esta consulta me han llevado a dedicarle una entrada. Empecemos recordando su comentario.

Soy un creyente de que las casualidades no existen, lo que ocurren son Causalidades es decir todo pasa por algún motivo, y se que no llegue a este blog por casualidad, algo o alguien me hizo llegar a ti.;
He tenido muchos años desde joven teniendo sueños recurrentes en los que me he encontrado en otros mundos similares a los nuestros, son sueños en los que puedo percibir aromas, humedad, temperatura e incluso la sensación de la brisa o el viento y el sabor de las frutas o alimentos, me he observado incluso en algunas ocasiones fuera de mi propio cuerpo y en otras ocasiones he tenido la sensación al pasar por ciertas estructuras antiguas como que estas condujeran a otro lugar, como que algo o alguien me atrajera a ese lugar, específicamente un puente de piedra de doscientos años, tengo viejos recuerdo de cuando era niño en los que ante mi se abrían o podía abrir portales o abscesos a otros lugares, siempre regresaba con las experiencias de esos sitios que visitaba, con el tiempo me empecé a dedicar a otras actividades, fui creciendo y obvie las apertura de portales, y no le di importancia a los sueños, ya que cuando comentaba esto mi familia se burlaba de mi y deje de hablar sobre ello por temor a que me tildaran de loco, mi pregunta es Patrick la habilidad para abrir esos portales se pierde, porque no puedo recordar como lo hacia, ya que lo único que recuerdo es que la energía se canaliza atraves de las manos o algo asi que también tiene que ver con la luz del sol que es como cargar energía de este, que para cargar dicha energía se realiza durante el alba y en el ocaso se que hay algo en los fotones de la luz que son asimilados por el cuerpo humano durante esos momentos, y el momento especifico en relación a la resonancia del planeta, tengo tantas cosas que comentar y Patrick necesito Información y de tu Guía, siento que formo parte de algo y que estamos en lucha constante, este es mi correo normantrias14@hotmail.com. Se que aquí puedo hablar con mas libertad. Como dije no es casualidad.
Norman Trias Mata

Tras estudiar cuidadosamente su mensaje, creo que debemos separar tres fenómenos: 1) Los sueños vívidos, que no tienen porque estar relacionados con experiencias interdimensionales, 2) La sensación de que estructuras antiguas conduzcan a otros lugares y 3) Su capacidad para abrir portales a otros dimensiones en la niñez. Dado que el primer fenómeno es muy común y sin más datos es imposible determinar si hay algo fuera de lo ordinario en esos sueños, me centraré en los otros dos.

Por todo el mundo hay portales y nexos interdimensionales, como el que usamos en nuestra accidentada expedición. Aunque su localización suele ser un secreto bien guardado, es posible que al pasar cerca de ellos sintamos que hay algo inusual. Me llama la atención la precisión con la que data el puente de piedra. Doscientos años, una fecha reciente dentro de la escala de la Historia que me lleva a sospechar que pudiera haber sido construido encima de un portal. Aquí no hay mucho más que decir, salvo que se debe tener extrema cautela con los portales, pues pueden tener guardianes y nunca se sabe a dónde pueden llevar.

La presión ambiental, en este caso por parte de la familia, pudo hacer que además de perder su interés por los portales interdimensionales acabara perdiendo la capacidad de crearlos. Me temo que abrir puertas a otras dimensiones no sea como montar en bici, y que si no se practica con cierta regularidad uno pierda esa habilidad, hasta el punto de verla como algo lejano y nebuloso. Es lógico que sea más fácil que seamos capaces de hacerlo de niños ya que a los niños se les permite usar la imaginación sin cortapisas y aún no han empezado a escucha la letanía de todo lo que es imposible que caracteriza a la entrada en la edad gris, digo adulta. Un proceso lúgubre alimentado interesadamente por la corrupta y decadente Academia.

La conexión de los viajes interdimensionales con la luz del sol es un detalle interesante en el que no había reparado anteriormente. En un cosmos lleno de estrellas, su luz es ciertamente una fuente de energía a tener en cuenta para poder abrir esas puertas. En cuanto a los detalles sobre las horas en las que la carga de energía es más eficaz o la resonancia planetaria, hace falta más investigación. Lamentablemente, mis viajes han sido siempre a través de portales naturales, con o sin guía, y el autor de esta consulta ha perdido su poder para crear portales, por lo que habría que encontrar un sujeto que posea esa capacidad y esté dispuesto a colaborar en nuestro estudio. Hasta entonces, sólo podemos buscar otros casos en la Historia y hacer hipótesis con la información de la que disponemos.

¡Por Isis!

1 comentario: