miércoles, diciembre 19, 2007

Alan Moore: Glycoon y The Black Dossier

En un comentario de la entrada anterior llamaban mi atención sobre una notable ausencia en este blog, la del afamado escritor, mago y músico Alan Moore. En una asombrosa coincidencia había apartado un vídeo de esta extraordinaria persona para usarlo en un post. Debido al comentario he decidido adelantar su publicación. El vídeo es una entrevista en la que Moore habla sobre sus creencias, concretamente sobre la divinidad romana ofidia Glycoon. Un documento revelador que nos muestra a Alan Moore como un ser único y transgresor pero también cercano y entrañable. Una idea revolucionaria que ha presentado el barbudo bardo de Northampton es su creencia en la "realidad" de las ideas aunque estas sean de ficción. También cabe destacar su reciente aparición en los Simpsons, señal inequívoca de su influencia en la cultura contemporánea.



El otro tema que quería tocar es la nueva entrega de la Liga de los caballeros extraordinarios cuya adaptación cinematográfica sufrió a causa de los egos de los participantes y el empeño en hacerla digerible para una público americano estándar. Siempre quedará la duda de como habría sido si hubieran usado el guión de James Robinson, un escritor competente en vez de amoldarlo a las exigencias de actores y productores. Para sacarnos ese mal regusto de la boca viene el Black Dossier o Dosier Negro, una aventura que retoma la historia de la Liga en una novela gráfica llena de contenidos extras, que van desde una maqueta del Nautilus a un vinilo con la canción Inmortal love interpretada por el mismísimo Alan Moore. Desgraciadamente no podremos ver este cómic en España, no de forma legal al menos pues unas oscuras maniobras impiden que sea publicado fuera de los Estados Unidos. Una acción del todo despreciable en la que siento las manazas de Sir Edawrd Holst.



3 comentarios:

  1. Dr. John W. Tiburon Canallamiércoles, diciembre 19, 2007

    Estimados Patanes:

    ¡Cuanto tiempo desde nuestro último encuentro!¡Cuantas mentiras desde nuestro último encuentro!¡Cuantos insultos, cuantas calumnias, cuantas afrentas desde nuestro último encuentro!.., cuanta mierda desde nuestro último encuentro...

    En los últimos meses la actividad insultantemente reivindicativa exhibida desde este foro de ratas bociferantes ha decaído notablemente. No sé si las justas exigencias de algunos miembros honorables de la Academia y de un servidor han calado finalmente en las mentes fácilmente influenciables de la chusca que por aquí pulula, o si el cansancio que conlleva el saberse derrotado de antemano ha hecho mella en sus otrora exaltados ánimos, pero tanto la capacidad - ausencia de la misma, en este caso - de los delirantes cabecillas de este espacio de infamia para atraer el interés de a gente, como la paulatina desaparición (hasta su total extinción) de los insufribles acólitos del sr. Steiner han terminado por dilapidar la poca diligencia y escasa credibilidad de la que habían hecho gala hasta ahora.

    Si nos fijamos en las últimas fantasías asimiladas por Mr. Steiner (No hace falta remontarse mucho en el tiempo, bastará con fijarse en las últimas noticias aquí vomitadas) nos encontramos con una película de serie z japonesa, con una tontería sobre civilizaciones extintas y chorradas alienígenas - ¡que vienen refrendadas ni más ni menos que por las teorías del infumable marqués! - curas volantes, cómics, cómics y más cómics, el tarado señor Moore y (mi favorito) "un héroe real en acción".

    Señores...¡Señores!, por Dios, seamos serios. ¿No creen que va siendo hora de que abandonen esta lucha sin sentido, que les conducirá únicamente a la cárcel, la muerte o el exilio? Los pecados del buen Patrick son ya imperdonables y su juicio está próximo..., pero para aquellos que aún están a tiempo de arrepentirse y cambiar de rumbo, reflexionen y abandonen esta insulsa cruzada.

    Esta oferta es definitiva y expirará con la llegada del año próximo. Son fechas especiales y pensé que tal vez - y sólo tal vez - se merecían una oportunidad de redención.

    ¡Larga vida a la Academia! y Feliz Navidad a todos.

    Ho-Ho-Ho

    Dr. John W. Tiburón Canalla

    ResponderEliminar
  2. La mujer con los pechos más voluminosos que jamás hayas catadomiércoles, diciembre 19, 2007

    Antes de nada quisiera darle las gracias por atender la demanda de mi hermana, pues también participo gozosamente de su aficción a Mister Moore. No obstante debo dejar constancia de dos hechos lamentables que la empañan definitivamente. Por su puesto la noticia del secuestro editorial de su nueva obra es francamente desoladora; como aconsejó Mussolini en su día refiriéndose a Antonio Gramsci: "Hay que impedir que esa cabeza siga pensando". En cambio, y esto sí que me llena de ira homicida, los terribles comentarios del tal Cazaya son publicados en su bitácora sin cortapisa alguna. Entiendo que la libertad de expresión es una de las actitudes más valiosas que cualquier ser humano pueda llevar por bandera; su caso Doctor von Steiner, es un ejemplo en este sentido y nadie debe reprocharle nada al respecto. Pero como quiera que ya ha dado suficientes muestras de lo mucho la estima, le aconsejaría que a partir de ahora demostrase mayor firmeza respecto a individuos de esta calaña. Tiene usted el privilegio de impedir ciertas expresiones, entre las cuales el insulto al señor Moore se lleva la palma de lo censurable. Estoy segura de que si acepta el consejo, tanto mi hermana como yo sabremos ser generosas con usted.

    ResponderEliminar
  3. Marqués de Aymar y Monferratjueves, diciembre 20, 2007

    Debo decir que me he sentido impulsado a escribir unas palabras para responder a un comentario -sin duda inducido por una mala conciencia- en el que se menciona a mi persona, faltando al respeto y a la señoría que me corresponden. Sepa usted que hace mucho tiempo que dejé atrás el camino del vil acero para asuntos como éste, y que ahora comentarios como el señalado no me merecen el más mínimo interés. Debo entonces suponer que no fue más que una rabieta, en un intento fallido de captar la atención sobre su persona. Mi consejo es que se trague su orgullo y llame a su madre, que a buen seguro, le recibirá con los brazos abiertos.
    Por otra parte aprovecho esta ocasión para felicitar a mi querido amigo Patrick por la magnífica labor que afronta cada día. Es usted como el Céfiro que reverdece nuestras almas, y nos recuerda en qué mundo vivimos.
    Ya me despido, no sin antes aclarar un asunto. El tema de las culturas alienígenas no me interesa, como ya he mencionado en numerosas ocasiones.

    Que ustedes lo pasen bien.

    ¡Por Isis y por el Tres Veces Grande!

    ResponderEliminar