viernes, abril 11, 2008

El Bibliotecario en territorio enemigo

La primera parada del Bibliotecario fue un hotel muy conocido de Santiago de Compostela. Los Académicos de alto nivel que vienen de visita suelen hospedarse en él, así que era un buen sitio para comenzar las pesquisas. Con su innato carisma no tuvo el más mínimo problema para conseguir la llave de la habitación del doctor en psicología Frederick Ziuganov, un hombre ciertamente inquietante, famoso por sus estudios sobre realidades virtuales y adicto a las nuevas tecnologías. Sostengo la teoría que la Academia emplea sus técnicas para reforzar su dominio sobre el saber manteniendo a sus subordinados en una burbuja ajena a los hechos que no cuadran en en el conocimiento ortodoxo. Su particular Second life para investigadores parece más una prisión que un lugar para el debate de ideas.

El Bibliotecario mantiene sus promesas, ¡temblad malandrines!

Su ordenador portátil, estaba en una mesa junto a un portafolio. Mientras su dueño se relajaba por el Franco catando vinos caros seguido discretamente por empleados de Hazlo Como Puedas el Bibliotecario accedía a información jugosa. Resulta que el señor Ziuganov está al tanto de la influencia de los Grises en su obsoleta organización. No sólo eso sino que lo ve con buenos ojos. Hay intercambio de mensajes cifrados con otros compañeros de rango igual o superior en los que alaba el trato aunque se lamenta de la necesidad de mantenerlo en secreto a aquéllos que carecen de la necesaria visión de conjunto. Los detalles sobre dicho trato son vagos y suenan más a eslóganes publicitarios que a información clasificada.

¿Qué oscuros secretos le esperan tras esas siniestras puertas?

La última entrada apuntaba a un lugar en el que se estaría desarrollando un proyecto para sus amigos de las estrellas. Esa fue la siguiente parada. Con su experiencia en la Academia no le resultó difícil sortear la seguridad del edificio. Ahí tras presentarse con unas credenciales falsas ante unos guardias de seguridad que ocultaban su condición no humana con unos vulgares hechizos que no engañaban a nuestro héroe logró acceder a una sala de uso reservado. Dentro había tecnología claramente alienígena con logos que decían: Proyecto Amistad rodeando un smiley. Era sumamente inquietante. Ahí estaba el fruto del trabajo del eminente Herr Doctor y su auténtico motivo para venir desde su laboratorio de Colonia.

El Bibliotecario da la señal para cerrar el funesto Proyecto Amistad

Sin perder un segundo descargó la información, salió de esa tenebrosa sede de la Academia y usando un cabina telefónica dio la señal convenida a un grupo de Amazonas entrenadas personalmente por Jenna Starblade que procedieron a sabotear ese diabólico plan con una eficacia tal que jamás leeréis sobre este suceso en ningún medio que no sea éste. Pretendían inculcar subliminalmente el mensaje de que los Grises son nuestro amigos y que quieren lo mejor para nosotros, de esta forma querían desactivar el deseo de combatirlos, dejando indefensa a la Tierra. ¿Harían algo parecido en Zyga'Rhon?

El Bibliotecario estudia con atención un folleto científico de aspecto sospechoso

Una victoria para el bando de la Verdad, pero necesitaremos más información para saber si la Academia se rendirá por completo al canto de sirenas de los Grises o si por lo contrario "aquéllos que carecen de la necesaria visión de conjunto" se impondrán. Necesitamos saber con quienes se escribe el Doctor Ziuganov, los destinatarios se resistieron a las hábiles manos del Bibliotecario que sólo pudo descifrar el contenido de los mensajes. Tengo el pálpito de que vamos por el buen camino.

¡Por Isis!


4 comentarios:

  1. yo enviaba a las Amazona de Jenna por delante siempre, para intimidar :P

    saludos!^^

    ResponderEliminar
  2. Estimados colegas:

    No esperaba recibir con esta prontitud unas noticias tan buenas. En verdad nos encaminamos hacia un futuro lleno de luz y esperanza.

    Cuentan con mi apoyo para todo aquello que necesiten.

    Su amigo y colega.

    Dr. T-Love

    ResponderEliminar
  3. Paladín de la Academiadomingo, abril 13, 2008

    ¡Valla toalla!

    Patanes y palurdas, brujas y zopencos de toda condición:

    He seguido con inusitado interés e infantil entusiasmo las narraciones fantásticas de aventuras espaciales, héroes de leyenda y marcianos más malos que el mismísimo demonio, con las que nos han deleitado estas últimas semanas. He de decir que, tras los últimos capítulos, no puedo estar más de acuerdo con lo aquí escrito hace apenas unos días por el insigne Dr. Tiburon Canalla: Hay cosas que no cambiarán nunca, y este blog es, sin duda, una de ellas. No obstante, y aun a costa de contradecir superficialmente a nuestro estimado Dr., me atrevería a decir que la calidad de esta “bitácora” del delirio y la masturbación cerebral ha crecido enormemente en los últimos meses. De las trifulcas domésticas de los primeros años hemos pasado a luchas intergalácticas por la supervivencia del planeta y heroínas “cañón”. Aunque esta revelación pueda parecerles chocante, a tenor de la mala imagen que tienen de la Academia y de sus miembros, y de las barbaridades históricas y científicas, mentiras, calumnias e insultos proferidos contra tan ilustre institución, esta página y sus trepidantes historias cuentan con un buen número de seguidores entre los miembros rasos de la Academia (muchos de los cuales se camuflan bajo jocosas identidades y participan como “aliados” de Patrick Von Steiner para ver quien suelta la mayor metedura de pata), que comentan cada nueva actualización en los pasillos con el mismo interés que un partido de fútbol, un debate eurovisivo o la serie de médicos de moda. Son ustedes un fenómeno mediático en las sedes de la Academia; por ello, mi más firme enhorabuena. Ahora bien, no se confundan, la seriedad y credibilidad que se les otorga es incluso inferior a la imputable a los ejemplos esgrimidos anteriormente. Son ustedes un chiste, y algunos empiezan a cansarse de sus constantes iteraciones porque, al fin y al cabo, todo buen chiste pierde interés si se usa en demasía.

    Respecto a los insultos, descalificaciones y burlas lanzadas sin ser conscientes de las posibles implicaciones, he de decir que la situación no es, ni de lejos, tan tronchante como las restantes pillerías referidas hasta ahora. Los líderes de nuestra solemne institución se ven degradados y vilipendiados constantemente con cuentos y leyendas tan delirantes como imposibles, que si bien resultan increíbles per se, ponen en entredicho su autoridad y los señalan como blanco y hazmerreír de sus alumnos, colegas y comunidad científica en general...

    Lo únicos “grises” que hay en la Academia y que se van a cansar de ver en los próximos meses son nuestros abogados, que se van a hartar de enterrarlos en denuncias por difamación y allanamiento de morada, suplantación de identidad y estupidez crónica generalizada.

    Spielen sie mit feuer nicht, wenn sie nicht verbrannt werden wollen!

    Y larga vida a la Academia!

    El Paladín de la Academia

    ResponderEliminar
  4. Los actos del Bibliotecario están alterando la calma que hasta ahora parecía reinar en la Academia. Tanto esta intervención del Paladín de la Academia como la que hizo el Dr. Tiburón Canalla en el post que anunciaba el inicio de las hostilidades denota cierto nerviosismo.

    Sin duda debe estar cerca de un gran hallazgo para esta empresa que también me gustaría hacer mía, para que las reacciones hayan sido tan rápidas y con tanta pretensión de contundencia.

    ResponderEliminar