martes, abril 15, 2008

Infiltración en la Academia II: Operación Cóndor Negro

Nos adentramos con extrema cautela y sigilo felino en la sala, que estaba dividida en dos por una serie de paneles que a ojos de un no iniciado contenían simples folletos y anuncios de cursos y festivales variados. Pero eso era fruto del sistema distorsionador de la percepción, es curioso como incluso apagado su efecto duraba afectando a los dispositivos electrónicos. Esos paneles ocultaban en realidad terminales de acceso a la Red de la Academia. Mi fiel colaborador El Bibliotecario, versado en las artes de su antigua organización me guió por sus rebuscados vericuetos. El atlético Rob Larroca y la curtida guerrera Jenna Starblade patrullaban la estancia atentos a cualquier señal sospechosa.

¿Recordáis este misterioso folleto? Agora sabréis que ocultaba.

El rastro de los Grises era patente pero en dosis pequeñas, a modo de migas de pan que llevaban hacia la ansiada meta pero justo antes de que diéramos con los servidores de los Regentes, que nos permitirían saber con quien se "carteaba" el Doctor Ziuganov algo llamó nuestra atención, la Operación Cóndor Negro. Ese nombre nos dio mala espina a los dos, fue una reacción automática. Entramos en la carpeta y vimos con pavor como nuestro instinto no estaba errado. La Academia planeaba enviar a varios Tikbalang adoptando identidades falsas al cumpleaños del Gran Maestro Erich Von Daniken para aparentar que sus propios seguidores lo asesinaban en un día tan destacado. La sangre hervía en mis venas. ¿Cómo os atrevéis, bellacos? Pagaréis cara esta osadía, pensé.

¿Qué señala Rob Larroca? Seguid leyendo y lo sabréis.

En ese momento oí como Larroca le comentaba a Jenna que había alguien sospechoso fuera del edificio, su forma de andar le delataba por lo visto. De un salto nos pusimos a su lado y vimos a la maléfica criatura arrastrarse cual sucio reptil hacia lo que todos reconocimos como un portal. A medida que se acercaba a su destino notamos como se erguía asomando un porte más digno. Como un sólo ser reventamos la ventana y salimos tras él entonando cantos bélicos en los cuales repasamos su árbol familiar bajo una luz desfavorecedora.

Erich Von Dániken, el más grande.

Al sentirnos apuró el paso y ante él se abrió un portal. Pisándole los talones lo cruzamos listos para patear su trasero académico y proteger a nuestro admirado Erich Von Däniken. ¡Por Isis!

Continuará...

6 comentarios:

  1. what a tension!
    y no se os unen intrépidos ciudadanos? esto es por un bien común!

    saludos^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimo, intrépidos aventureros! Estáis cerca de vuestro objetivo. Cercad con cautela a vuetro enemigo, y cercernad su cuello. Veo complacido que Jenna lleva un agimat en una oreja.

    ¡Por Isis!

    ResponderEliminar
  3. La hermanastra tuerta de Xena Estarbleidmartes, abril 15, 2008

    ¿El "atlético" Rob Larroca? Atlético...¿de Madrid?

    Veo que algunos comentarios de dudoso oportunismo y peor gusto han escocido más de lo habitual...

    Y para el que dijo que Patric estaba cachitas......., ahí va esa foto con la panza de gemelos sietemesinos.

    Juar, juar.......

    Por certo, Daniken e Xena, os máis juapos de todos!

    ResponderEliminar
  4. La hermanastra tuerta de Xena Estarbleidmartes, abril 15, 2008

    Hei-Hei!

    E o final da historia quen queda coa juapa Xena???

    Porque non me diredes que queda con Patric?? Para ese "pansudo" un par de académicas jordas e xa lle cheja.......

    ResponderEliminar
  5. La suerte está echada.
    Después de este golpe que le habéis asestado, dudo mucho que la Academia se quede de brazos cruzados.

    En los comentarios de este mismo blog ya se está viendo como sus miembros cada vez están más nerviosos y alterados. Tengo un fuerte presentimiento acerca de un gran peligro. Os ruego, pues, que esteis alerta.

    En cualquier caso, el pesimismo no debería empañar lo que sin ningún género de duda ha sido una victoria. La guerra aún está lejos de ser concluida, pero con incursiones como esta puede vislumbrarse un final feliz.

    ¡Por Brigit!

    ResponderEliminar
  6. Mon dieu! Sacre blue, un invasor!!

    La segunda fotografía, en apariencia inofensiva, esconde, no obstante, un gran enigma...

    ¿Quién es la sospechosa figura, vestida de mujer (sin duda un jodido lagarto), que pasa de largo ignorando por completo la presencia de nuestros héroes?, ¿qué demonios es el "NIVEL 0" que, con un juego perspectivo, nos revela Larroca cuando señala con su mano izquierda, más aun cuando todo el mundo sabe que la "sinistra" es la jodida mano del diablo? Y lo que sin duda es peor, después de despistar a la chica con el típico truco de "mira, mira en la ventana: un burro volador", ¿¿¿Cómo es que el muy panoli no aprovecha para mirar el estupendo escote de Jenna Starblade???

    Misteriosa imagen, no cabe duda...

    ¡Por Titania!

    ResponderEliminar