sábado, junio 06, 2015

Por-Bajin: El Portal

Aunque ignoramos si fue su motivación original, no cabe duda de que el Portal Interdimensional acabó siendo uno de los motivos principales para mantener esa fortaleza, más importante que vigilar las fronteras de su imperio. Gracias a la pericia alquímica de la aventurera irlandesa Carman Corrigan, sabemos que el portal sigue funcional y que lleva a por lo menos una media docena de mundos habitables en dimensiones paralelas, que eran visitados con gran frecuencia por los soldados destinados en esta fortaleza. Los restos que hemos ido encontrando por la isla confirman sus hallazgos, hasta el punto de poder unir textos que rodean y cubren el Portal con el botín traído de cada mundo. ¿Fueron estas continuas expediciones la causa final de su abandono, o hay algo más que nos elude de momento? Sabemos que el Imperio Uighur cayó, como todo imperior anterior y posterior, mas no sabemos si ese declive fue la causa de que dejaran Por-Bajin, o sis sus actividades extradimensionales atrajeron atención indeseada de los lugares que visitaban, y recibieron visitas del otro lado, con el fin de detenerles. No obstante, esta hipótesis no aclara porqué sigue activo el Portal, de haber querido cortar estos saqueos, sería el primer paso a tomar. ¿Y si la decadencia del Imperio, animó a los soldados instalados en Por-Bajin a buscar fortuna en esos mundos que habían llegado a conocer tan bien? Quizás pusieron rumbo a otra dimensión, un plan que encuentran atractivo muchos lectores de esta bitácora del pensamiento heterodoxo. Creo que esa es la Clave. Estoy convencido de que o bien esos soldados, o bien sus descendientes están ahí fuera. Es nuestro deber buscarlos y desvelar la Verdad tras la fortaleza de Por-Bajin. ¿Quién sabe qué habrá descubierto en sus lejanos hogares? Los objetos que hemos reunido son fascinantes, desde representaciones de criaturas "imposibles" a piezas de tecnología completamente ajena a nuestro mundo. Un festín para los investigadores de lo imposible como un servidor.

¡Por Isis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada