viernes, octubre 12, 2018

¿Se está ralentizando el tiempo?

Esa es precisamente la hipótesis que plantea un equipo de físicos españoles en el siguiente artículo. Partiendo de la controvertida teoría de cuerdas, proponen que contrariamente a la teoría vigente, la expansión del universo no se está acelerando, sino que es el tiempo el que se está ralentizando, causando el mismo efecto Doppler que causaría el aumento de velocidad.

Con esta hipótesis, podríamos prescindir de la materia oscura, un artefacto científico no más sólido que el caduco y tiempo ha desechado éter, cuya existencia no ha podido ser probada fehacientemente. Lo mismo se aplicaría a la energía oscura y otros conceptos relacionados, todos concebidos para resolver la diferencia entre las teorías vigentes y los datos. Pero esta osada hipótesis va más allá, pues sugiere que nuestra dimensión temporal se está transformando en la cuarta dimensión espacial. Cuando dicho cambio se consume, nuestro universo quedará congelado, como un animal atrapado en ámbar. Un final inquietante sin duda. Habrá que indagar más en esta teoría. Pero de momento, podemos elucubrar sobre cómo sería ese instante final del universo.

¡Por Isis!

3 comentarios:

  1. Es maravilloso cuando te dicen que no te preocupes porque eso no pasará hasta dentro de billones de años.
    Me late que tal vez sea así por el simple hecho de que alguien haya evitado que pase en la actualidad o arreglado el desaguisado y conseguido que este universo siga como si nada para nosotros😏

    ResponderEliminar
  2. Pensar en ese final me recuerda a esa extraña enfermedad por la que el músculo se transforma en hueso hasta la inmovilidad. o~o" O lo que se suele contar respecto a los agujeros negros y su capacidad para destruirnos y mantenernos por la eternidad en su instante de absorción.

    ResponderEliminar
  3. Patrick Von Steinermartes, octubre 16, 2018

    Lo único que tengo claro es que somos en general terribles prediciendo el futuro, o creemos que algo va a pasar enseguida o dentro de muchísimo tiempo. Parece que no hay término medio, pues el fin de muchos "profetas" es en el primer caso meternos el miedo en el cuerpo, o en el segundo todo lo contrario.

    Creo que es muy aventurado suponer que esté hipotético ralentizamiento tardará millones o billones de años en frenar completamente el tiempo. Da por supuesto un comportamiento constante, o a lo más lineal. Y eso es mucho suponer. Lejos de mi ser pájaro de mal agüero, pero no estaría de más ver cómo se podría evitar este frenazo en seco cósmico.

    ¡Por Isis!

    ResponderEliminar