domingo, noviembre 19, 2017

Happy Birthday Goddess Hiliana!

It can't be a coincidence that I am back home after an interdimensional Odyssey just in time to celebrate the birthday of one of the main responsibles of my safe return. The Mighty Goddess Hiliana is not just highly valuable ally but a dear friend, whose wisdom makes our paths clear. This is a day for celebration! My mates of the troubled interdimensional quest and I thank Goddess Hiliana her key role cracking the secrets of the crocodile amulets and wish her a Very Happy Birthday!

The Mighty Goddess Hiliana

You should follow and support the Mighty Goddess Hiliana in the following links, but first take a moment to wish her a happy birthday. She deserves it. :

May the wise Isis guide and protect you!

sábado, noviembre 18, 2017

De vuelta en casa

Tras una odisea interdimensional, estoy de regreso en el hogar, sano y salvo, gracias a la incansable labor de mis aliados. Los portadores de los amuletos cocodrilo, con la ayuda de la fenomenal Diosa Hiliana y mi buen amigo el Rey filósofo Lionel, fueron capaces de acceder a sus poderes ocultos y seguir nuestro rastro a través de las dimensiones, hasta restablecer el contacto, perdido hace tanto tiempo que ya habíamos abandonado toda esperanza. Las constantes injerencias de la vil Academia, especialmente con esa infernal máquina, provocaron que fuéramos como pelotas en una máquina averiada de pinball, rebotando de una dimensión a otra, sin poder detenernos ni variar el rumbo. Nuestras vidas estuvieron en riesgo en casi todo momento. Fue una de las experiencias más duras por las que he pasado. Por eso fue un alivio que la máquina fuera desactivada en la Tierra, gracias al liderazgo de la brillante tecnomaga y hacker suprema Gwen Marsters, así pudimos controlar al fin nuestra deriva interdimensional y encontrar un refugio, que ha resultado ser un tesoro, que alberga información de valor incalculable.

Yo, Patrick Von Steiner, con mi salvadora, la excepcional tecnomaga y hacker suprema Gwen Marsters

Por ese motivo, se ha quedado un grupo liderado por la valerosa antropóloga pop de lo imposible, Carman Corrigan, para catalogar y proteger este apasionante hallazgo. El resto hemos regresado al hogar que tanto añorábamos. Otros habrían organizado alguna celebración por todo lo alto para indicar su retorno. Yo, en cambio, he preferido algo más discreto e íntimo, y opté por ir a tomar algo a un bar con la responsable de nuestro heroico rescate. Ansiaba darle las gracias en persona a Gwen Marsters, una aliada que ha mantenido viva la llama de Planeta Inquietante mientras estaba a merced de mis enemigos. También quería ponerme al día de lo más importante que ha sucedido en mi larga ausencia, empezando por la esperadísima secuela de la obra magna de mi Maestro y amigo, Erich Von Däniken. Habría vuelto aunque solo fuera para leer ese libro. The Gods never left us será sin duda alguna el REGALO de estas Navidades.

¡Por Isis!

jueves, noviembre 16, 2017

El Reencuentro

Con los contratiempos ya esperados en nuestras actividades, los portadores de los amuletos, han llegado al templo en el que han estado viviendo durante el último mes nuestros compañeros desaparecidos. El reencuentro ha sido bajo el ataque furtivo de unos mercenarios enviados, cómo no, por la vil Academia. Naves dotadas de inteligencia artificial que rociaban algo parecido al fuego griego. Aún así, no pudieron evitar que se produjera el tan esperado reencuentro y que estén todos a salvo en el interior del templo, un edificio de piedra y metal que ha resistido ataques mucho peores, como así atestiguan los libros que contiene su vasta biblioteca.

Un lugar de meditación propicio para la clarividencia en el templo.

La gran cantidad de información de incalculable valor que alberga el templo hace que sea muy necesario que quede un retén para protegerlo y estudiarlo, comandado por la antropóloga pop de lo imposible Carman Corrigan. El resto de nuestros compañeros volverá, con el afamado astroarqueólogo e investigador de lo desconocido Patrick Von Steiner al frente, al que sin duda habréis echado de menos. Ha sido un honor ocuparse de su diario, pero ha llegado el momento de devolverlo a su creador.

¡Por Isis!, Gwen Marsters