martes, septiembre 18, 2007

Primera Intro de Crisis Mundial

Os ofrezco en primicia la primera intro que se usará a partir de ahora en los vídeos de la Crisis Mundial. Ha sido una laboriosa tarea que espero que sea de vuestro agrado.


3 comentarios:

  1. Bueno, la verdad es que no sé muy bien qué decir...

    Se hace un poco larga y el hecho de meter imágenes de distintas fuentes enturbia un poco la idea y le resta coherencia al conjunto...

    Creo que la solución pasaría por utilizar imágenes de producción propia, tratando la calidad de las mismas (contraste/tono/saturación/luz/etc...) para darles unidad...

    Ah, y la canción es demasiado larga, teniendo en cuenta la duración de los capítulos...

    De todas formas ya está hecho, así que supongo que me parece bien...

    Ánimo y caña a la Academia!!!

    Por Ísis!!!

    ResponderEliminar
  2. Dr. John W. Tiburon Canallajueves, septiembre 20, 2007

    Estimados Patanes:

    Ante documentos como éste, uno tiende a preguntarse si sus reiteradas incursiones en este foro de farsantes y timadores son innecesarias y, en gran medida, epitéticas.

    La ridícula puesta en escena de las marionetas de Steiner no hace más que confirmar nuestras sospechas y refrendar nuestro más firme dictamen y condena:

    Chapuceros. Chapuceros hasta la muerte.

    No obstante, y antes de entrar en materia, me gustaría denunciar una vez más la cobardía del Bibliotecario, que en nuestro último enfrentamiento escrito, y como ya viene siendo habitual en sus tácticas rastreras y ladinas, ha vuelto a ejercer como gozoso depositario del privilegio de "la última palabra", emergiendo furtivamente para fusilarnos a todos con sus incesantes pedorretas revestidas de pomposos aforismos.

    Dicho esto, pasemos a analizar esta monstruosidad audiovisual, sin duda vomitada por algún analfabeto seguidor de Mr. Steriner, autoproclamado número uno en el manejo del Windows Movie maker..., y deleznable autor de este pastiche informe, heredero de la peor tradición del corta-pega.

    Para empezar, nunca he tenido demasiada confianza en el respeto de las leyes por parte de los seguidores del mercachifle suizo, pero el expolio sufrido por el señor Kurumada es de pena capital. Si el anodino Dr. Love tiene en verdad algo de japonés, habrá reconocido inmediatamente la rapiña llevada a cabo para conformar este subproducto pseudo-viodeoclipero indigno del peor artista pop noventero venido a menos. No niego que Saint Seiya - "dibujitos japoneses" de temática homoerótica - gozó antaño de bastante influencia en una generación ahora echada a perder, pero esta vez, Sr. Steiner, se ha pasado usted cuatro pueblos...

    ¿O debería llamarle Sr. Esteiner? Resulta vergonzoso su permanente intento por dotar a este simposio de patanes de un halo de profesionalidad, cuando sus estúpidos acólitos ni tan siquiera son capaces de escribir con propiedad el nombre de su cabecilla. Es usted el hazmerreír de la profesión.

    Pero ¿por que insistir?, Por si la propia revisión del Bibliotecario ojeando un misal y un manual de "Mundo de Tinieblas" fingiendo consultar un códice de sabiduría no era suficientemente cómico, han decidido ustedes seguir el consejo dado por el entrañable Homer Simpson al Sr. Gibson: "pónganlo ustedes a cámara rápida, eso le hace gracia a todo el mundo". Que así sea.

    Me dan ustedes mucho asco.

    Dr. John W. Tiburón Canalla

    PD: ¿Alguien podría explicarme que hace el Dr. Zampacocos instando a la rebelión contra la Academia?¿Es posible que ese miserable haya olvidado por un momento su habitual cobardía y haya decidido dar la cara?¿"Caña a la Academia"?, Dr. Coconut..., contrólese, es usted el que necesita que le den "caña"(¡truchón!).

    ResponderEliminar
  3. Patrick Von Steinerjueves, septiembre 20, 2007

    Para despreciar tanto este humilde blog le dedica una atención desmesurada. Ni me había fijado en la errata de mi apellido hasta que leí su ofensivo comentario. Hasta el mejor escriba echa un borrón de vez en cuando.
    Lo cierto es que algo me decía que la paz duraría poco y si uno de los mamporreros ha vuelto de las vacaciones, ¿cuánto faltará hasta que aparezca su amo, el mezquino sir Edward Holst?
    Sobre el resto de sus improperios me abstengo, tengo cosas mejores a las que dedicar mi valioso tiempo.

    ResponderEliminar