sábado, julio 23, 2016

Finca del Espiño: En el umbral del misterio

Con la promoción del primer número de Androide Paranoide encarrilada, es momento de retomar la investigación de ese lugar tan mágico como inquietante que responde al nombre de Finca del Espiño. Tal y como afirmé en mi ya viral vídeo, está destinado a jugar un papel clave en esta lucha por el destino de la humanidad. No me cabe duda alguna que todos los bandos en liza desean ocuparlo. En mis incursiones he visto huellas inequívocas de los esbirros de la corrupta y decadente Academia. Sus zarpas son inconfundibles. También hay símbolos dejados por otros grupos, como ese globo terráqueo que desprende rayos, que podéis apreciar en la foto de arriba. ¿Quién habrá señalado la entrada de la capilla de este antaño orgulloso e imponente palacio gótico?, ¿amigos o enemigos? De momento me conformo con poder moverme a mi gusto tanto por el parque como por el edificio. Eso no quiere decir que baje la guardia o que no esté preparado para hacer frente a las amenazas más habituales. Por definición hay poco que hacer ante las inesperadas.

para cualquiera con dos dedos de frente es evidente que estamos ante un lugar de poder, construido siguiendo directrices muy claras de alguien iniciado en los Misterios. Es una lástima que la desaparición de ese indudable genio acabara desembocando en el más completo abandono tanto del palacio como de la finca en la que se encuentra. Los herederos no siempre están a la altura, y demasiado a menudo, acaban malvendiendo los tesoros que tanto costó reunir a sus más sabios antepasados. Eso cuando no acaban en litigios interminables como parece ser el caso, en los que el objeto de su lucha queda en un limbo judicial, del que puede no salir jamás. Mi intención es tomar esta insigne propiedad y devolverle su gloria perdida, de forma discreta, pues no queremos atraer atención indeseada, y así convertirla en nuestra base de operaciones contra el más reciente impío plan de la Academia que hemos sacado a la luz.

¡Por Isis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada