jueves, julio 31, 2008

Planeta Inquietante ha caído

"Mi nombre es Patrick Von Steiner y me dispongo a iniciar una nueva etapa de mi ya larga carrera investigadora en este blog,..." así empezaba el uno de febrero del 2006 la primera entrada de Planeta Inquietante, la nueva plataforma para el estafador suizo Patrick Von Steiner. Desde entonces ha difamado de forma continua a la organización de la que me enorgullezco de formar parte tergiversando de forma torpe y desvergonzada la realidad echando mano demasiado a menudo de obras de ficción llegando incluso a codearse con sus personajes en sus delirantes aventuras.

Muy pronto llegó a mi conocimiento la existencia de esta fuente inagotable de calumnias y teorías a cada cual más disparatada y decidí tomar manos en el asunto, me parece demasiado grave que un vendedor de humo usara internet para camelar a los crédulos que caen rendidos ante cualquier tontería que suene a alternativa y antisistema. Sin embargo, mi intervención no pudo detener lo que ha acabado convirtiendo en un caudal de podredumbre moral que ha aprovechado los problemas internos de la honorable Academia para difundir la ofensiva idea de una Guerra Civil enmarcada dentro de una Crisis Mundial.


¡Aleluya, al fin se ha hecho justicia!

Me gustaría creer que no hace falta decir que toda esa alambicada y por momentos interminable historia de la Crisis Mundial es una sarta de mentiras cocinadas por la mente de un delincuente pero está claro que su carisma personal, es decir, sus dotes de feriante ciegan a la inteligencia más aguda como prueba la metafórica caída a los infiernos de mi viejo amigo el Bibliotecario.

Pues bien, a partir de ahora se acabó Planeta Inquietante, la supuesta Crisis Mundial ha terminado con el desenlace deseado por toda persona de bien, la detención de Patrick Von Steiner y sus cómplices. Ahora afrontarán un juicio por sus años de tropelías y me aseguraré de que pasen una larga temporada en la cárcel, no valdrá de nada fingir locura, esta bitácora fue creada con maldad y alevosía como instrumento abyecto contra la razón y la ciencia.

Eso cambia hoy, bajo mi dirección pasará a ser un francotirador de la lógica que cazará sin piedad a los estafadores que sirviéndose de fantasías y leyendas urbanas engañan a la población. El despreciable Steiner ha sido el primero de muchos. En cuanto a sus aliados que siguen en paradero desconocido, sabed que más temprano que tarde caeréis.

Saludos a la gente de bien y mil maldiciones a los malhechores, atentamente Sir Edward Holst.

6 comentarios:

  1. Att. Sir Edward Holst, corazón de hierro de la Academia:

    Vivimos momentos oscuros, impíos, donde toda esperanza deja paso a un futuro ponzoñoso que se antoja demasiado cruel e inhumano. ¿Qué clase de porvenir nos aguarda sin la compañía de nuestros amigos?¿Cómo puede el destino reírse así de los hombres? Maldigo ese destino blasfemo y cruel como le maldigo a usted, Sir Edward Holst, gangrena de nuestros espíritus y corazones.

    Hoy ha caído un hombre bueno, pero mañana se levantarán 10 más para sustituirle. No le quepa la menor duda.

    No soy tan incauto ni tan estúpido como para amenazarle. No hoy. No cuando las tinieblas obnubilan mi mente y mi corazón grita amargamente por el daño infligido; cuando no me quedan fuerzas para responder y mi espíritu y empuje desfallecen ante la dificultad de esta empresa... Aguardaré tiempos mejores, para darle una nueva oportunidad a la Esperanza.

    No obstante, y sin disimulo por el mutuo desprecio que nos profesamos, me veo obligado a preguntarle por el destino de mis otros compañeros. Si aún queda algo de honor y humanidad bajo esa coraza de odio, tendrá a bien decirme qué ha sido de mis compañeros y qué suerte han corrido en el campo de batalla. Dígame, ¿qué ha sido del intrépido Bibliotecario, de la valiente Starblade y del resto de amigos que ayer partieron a enfrentarle?

    Apelando a su honor de guerrero solicito que les haga llegar este mensaje:

    Estimados colegas:

    Aún en estas horas aciagas, no desfallezcan. Todos ustedes han dejado una huella imborrable en nuestros corazones. Sea lo que sea lo que les depara el futuro, GRACIAS.

    Su amigo y colega.

    Dr. T-Love

    ResponderEliminar
  2. Sir Edward Holstjueves, julio 31, 2008

    Sus palabras me halagan, esperaba que la caída de este cubil de ladrones fuera sonada y su comentario es la prueba más evidente de mi éxito. En cuanto al paradero de los cómplices del maleante suizo no desespere, lo descubrirá en este blog aunque ya se lo puede imaginar. No se preocupe, su mensaje les será transmitido, y los que huyeron como ratas del barco que se hunde ya lo verán aquí. Soy un hombre honorable a diferencia del anterior dueño de esta bitácora.
    Hoy ha empezado una nueva era, en el que la Razón recuperará la primacía que jamás debió perder.

    ResponderEliminar
  3. No se confunda Sr. Holst. Mis palabras no son un signo de debilidad, sino de duelo por los camaradas caídos, al igual que el comentario anterior no es prueba alguna de su éxito, sino de su traición.

    Saber que siguen con vida es todo cuanto necesitaba, pues aún hay esperanza. No puedo esperar el momento en que uno de mis aceros purgue de un mandoble el veneno y la ponzoña que atesora en su interior.

    Hasta entonces, esperaré paciente el regreso de los míos.

    No soy su amigo. No soy su colega.

    ¡Por Isis!

    Dr. T-Love

    ResponderEliminar
  4. Sir Edward Holstjueves, julio 31, 2008

    En este vodevil el único que tiene la autoridad moral para hablar de traición soy yo, pues he presenciado como compañeros de la Academia firmaban pactos con un ser más rastrero y miserable que el mismo diablo con el único fin de evitar responder ante la justicia por sus crímenes, así que disculpe si sus acusaciones me resbalan.

    Eso sí, cuidado con las amenazas, no se las tenga que comer con patatas. La Era del Crimen Impune de Patrick Von Steiner ha terminado, asúmanlo por su bien y esto va dirigido a todos los esbirros del hostelero que siguen en libertad, por el momento.

    ResponderEliminar
  5. Este es un día triste y paradójico.

    Triste, porque un grupo de buenas personas, cuyo objetivo era únicamente la defensa de la libertad y de la verdad, han caído, y son tratados como criminales solo por destapar mentiras.

    Paradójico, porque el encargado de ajusticiarlos por "sus calumnias" no es si no una persona que se ha dedicado a ocultar sistemáticamente la verdad en nombre de un concepto muy estrecho de la razón, y con una concepción muy egoísta del bien mayor.

    Disfrute de su victoria, Sir Holst, porque tarde o temprano, alguien tomará el testigo del noble Patrick Von Steiner... Y no dudo que pasen días o siglos, usted llegará a verlo.

    ¡Larga vida a los defensores de la verdad, y que el recuerdo de Patrick no caiga en el vacío!

    ¡Por Brigit!

    ResponderEliminar
  6. Lord Henrry Winter.jueves, julio 31, 2008

    Después de una noche larga y oscura, por fin ha salido el Sol.

    Han sido unos días trágicos para la Academia, pues hemos visto como surgían traidores de entre nuestras filas. Pero la Academia está formada por hombres de gran visión, que ven oportunidades en donde otros ven amenazas... Oportunidades que han sido aprovechadas para purgar la organización de mentes perversas y egoístas de un solo golpe, y no uno a uno, como se hizo en su momento con el Bibliotecario.

    Además, como efecto colateral, ese grupo de energúmenos a los que el Bibliotecario se había aliado, van a sufrir la misma suerte que los traidores, pese a que realmente, estos ni siquiera han tenido el honor de pertenecer a la Academia.

    Espero, querido y admirado Edwar, que conviertas este blog en un verdadero faro de verdad y razón, un lugar de encuentro para mentes con ansia de conocimiento, y deje de ser el lugar de reunión de chiflados, mentes sugestionables y crédulas, y mentirosos con vaya usted a saber qué oscuras intenciones.

    ¡Larga vida a la Academia!

    ResponderEliminar